Hasta nunca, 2016

Otros vendrán, que bueno te harán, o algo así, dice el refranero popular. Pero es difícil que próximamente nos enfrentamos a un año tan nefasto como lo has sido tú, 2016.

Empezaste quitándonos a Bowie demasiado temprano, aunque, al menos, tuviste la decencia la darle tiempo a dejarnos ese disco maravilloso que ya forma parte para siempre del olimpo de la música.

No es suficiente para perdonarte.

Después vino lo de Cohen. Y, como dijo Pedro Rubio, pronunciamos un doloroso adiós a una de esas personas que «en vez de enseñarnos a volar, nos enseñó a estrellarnos. A disfrutar de las hostias que nos vamos dando. A no morir a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera»… Porque  «morir mil veces, son mil vidas».

Has terminado arrebatándonos los sueños que estuvieron a punto de hacerse realidad en el siglo XX con la muerte de Fidel Castro, como si quisieras convencernos de que debemos cerrar un ciclo, madurar y toda esa mierda, como si ya fuera imposible hacer la revolución, luchando como lo que somos —obreros— y no conformándonos por lo que el capitalismo nos hace entender que valemos.

Ahora, además, nos toca conformarnos con otros cuatro años de gobierno del Partido Popular, con Rajoy y sus recortes, el FMI y su desvergüenza, una Educación herida de muerte, una Sanidad que mata, unas autopistas rescatadas.

Y, suponemos, nada de esto tendría importancia si los hombres dejaran de violar y asesinar mujeres. Si la pobreza no fuera la triste realidad diaria de millones de personas en todo el mundo. Si el Mediterráneo hubiera dejado de ser una terrible —y gigantesca— fosa común. Si los niños de Alepo no tuvieran que mandar por Navidad mensajes desesperados, quizá los últimos de sus injustas vidas.

Con nuestro permiso, claro. Empeñados en mirar hacia otro lado, en hacer activismo desde nuestros sofás de Ikea envueltos en mantas made in Bangladesh, alzando la voz sin decir absolutamente nada más que vacíos repletos de palabras que no consiguen hacer justicia.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.