El hambre suena en Fnac Callao

El rechinar de una puerta que se abre poco a poco. Sirenas de ambulancia en la calle. Voces en el pasillo. El resplandor de un relámpago seguido de un trueno…

Hay sonidos que asustan a los niños. Pero hay uno que aterra cada año a cinco millones de niños en el Sahel: es el sonido del hambre.

Con este vídeo como punto de partida arrancó el pasado mes de marzo una campaña centrada en el hambre estacional, fenómeno que se produce cada año cíclicamente en regiones del mundo como el Sahel, en África del Oeste. El objetivo es sensibilizar sobre este fenómeno, antesala de las grandes crisis alimentarias, y poner en relieve las soluciones que podrían acallar este rugido.

Y es que este año el sonido del hambre puede llegar a ser atronador. Tras la declaración de hambruna en Sudán del Sur, las alertas suenan también para otros lugares del mundo como Nigeria, Yemen o Somalia. La campaña busca subir decibelios a medida que el hambre aumenta su intensidad en el Sahel, de forma que esta realidad sea escuchada y se impongan así aquellos sonidos que buscan solucionarlo.

Por eso se ha buscado la aportación de músicos y ciudadanos que reflexionen en clave de sonidos en torno al hambre con un doble objetivo: crear la primera exposición sonora contra el hambre, que se inaugura hoy en Fnac Callao y culminar en septiembre con un evento sonoro basado en los sonidos recogidos durante la campaña, coincidiendo con el fin de la estación del hambre.

11 artistas y bandas —entre los que se encuentran Iván Ferreiro, Mucho o Miss Cafeína— han respondido al reto lanzado por Acción contra el Hambre y la Comisión Europea, con el apoyo de Radio 3 y Fnac, para interpretar a qué suenan la sequía, la desnutrición, la violencia o los precios en los mercados.

«El sonido de una solitaria gota de agua cayendo en un recipiente de madera, la desesperación en medio de una paisaje desértico donde no encontramos cobijo de los rayos del sol». Así explican los componentes de Amaral su composición musical inédita con la que se han sumado a la exposición.

Así, 11 puntos de escucha instalados en el hall principal de Fnac Callao ofrecerán desde hoy y hasta el 15 de junio la particular interpretación que los artistas hacen de las causas y efectos que están detrás de la estación del hambre, con audios que emulan la sequía, la falta de agua, la especulación o la desnutrición.

La exposición podrá visitarse también virtualmente en la web de la campaña.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.