‘Greetings from Sarajevo, 1993’, obras de arte de la denuncia

Greetings from Sarajevo

Era el año 1993. Vivía como refugiada en un quinto piso sin ascensor en Valencia. Un hogar  pagado por la solidaridad de la gente que se había puesto en nuestra piel. La casa tenía una ventana que daba al cielo. Era la vista más bonita que podíamos pedir. No teníamos otra cosa más que ese enorme y azul paisaje que te obligaba a seguir mirando hacia delante.

Una mañana abrimos el buzón y nos encontramos una postal. Era la imagen de Mona Lisa llorando. En el ribete ponía «Saludos desde Sarajevo». El cielo se encapotó y pareció convertirse en fuego en aquella imagen. Era una postal llegada desde el mismísimo infierno.
Varios años después descubrí que se trataba de un ejemplar de una serie de impactantes carteles que había diseñado el grupo de diseñadores gráficos Trio de Sarajevo como una campaña de denuncia lanzada al exterior desde el asedio. Su objetivo era convertir los iconos de la cultura de masas del siglo XX en postales que mandaban saludos al mundo desde el corazón de la guerra. Con ello hacían evidente que no era Sarajevo la que le había dado la espalda al mundo sino que era el mundo el que la había abandonado a su suerte.
Greetings from Sarajevo
Imágenes tan reconocibles como las letras de la Coca-Cola con un Enjoy Sarajevo 1993, una tiroteada sopa Campbell’s o una panorámica de la ciudad acribillada por las flechas de Cupido eran solo algunos ejemplos del activismo más visceral hecho desde el diseño gráfico.
20 años después, Sarajevo inaugura la exposición ‘Greetings from Sarajevo, 1993’, permitiendo a ciudadanos y turistas ver de nuevo estas obras de arte de la denuncia. El reconocido escritor bosnio Alexander Hamon apunta que «la gente dentro de la ciudad no sólo sufría y moría. También vivían, pensaban, amaban, escuchaban música, e intentaban devolver la ciudad al lugar del mundo al que pertenecía, el mundo que tan frívolamente la había abandonado».
Siempre me pregunté si una de esas postales llegó también al buzón de alguien que realmente podía detener aquella tragedia. Si se estremeció al verla o si, como las imágenes que hoy nos llegan de otros escenarios de guerra, le dejó indiferente.
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.