Citroën GS, 45 años no son nada

Han pasado ya 45 años desde que, en la década de 1960, Citroën lanzase un estudio para conquistar un segmento que empezaba a crecer y en el que estaba ausente: las berlinas de tamaño medio. Este estudio acabó cristalizando en un modelo que marcó una época: el Citroën GS.

Diseñado por Robert Opron, “padre” de otros modelos míticos como el SM o el CX, y presentado en el salón de París de 1970, el GS reforzó la imagen de Citroën entre el gran público con una línea y un interior originales asociados con soluciones técnicas avanzadas, pensadas para optimizar el confort. Su diseño no tenía equivalente en el mercado y llegaba con innovaciones poco frecuentes en este tipo de vehículos, como cuatro frenos de disco, chasis de aleación ligera o la suspensión hidroneumática que ayudó a popularizar en España. Su motor de cuatro cilindros con refrigeración por aire desarrollaba 60 CV, pero alcanzaba una velocidad máxima de 150 kilómetros por hora.

Citroën GS

En el interior, destaca su salpicadero futurista, obra del prestigioso diseñador Michel Harmand, que dio muestras de su talento en otros modelos de la marca como el CX. Pensado como una escultura, presenta elementos innovadores como su velocímetro, que imita la forma de una lupa o su freno de mano integrado. Sus indicadores fueron fabricados por Jaeger, una prestigiosa marca relojera suiza.

Revolucionario, no tardó en convertirse, para la prensa y el público, en una referencia en prestaciones, confort y diseño. Elegido Coche del Año en Europa en 1971, fue el vehículo más vendido en Francia entre 1975 y 1978, con una producción anual de más de 200.000 unidades.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.