“A Rajoy y a mí no nos mola el PSOE pero sí los hombres”

Lo cierto es que fui una niña rara, jamás tuve una Barbie. Y no, no es que los Reyes se portaran mal conmigo ni que mis cumpleaños fuesen desoladores. Simplemente, no me gustaban. Era más de peluches y de pequeños pony. Luego llegó ella y empecé cambiar de opinión. Lo que le faltaban a aquellas muñecas tan perfectas como aburridas es que no eran unas japutas. Les faltaba chispa, vida y eso que tiene ella que hace que la acusen de nazi y roja en el mismo tuit. Venga, que nos ponemos los cuernos para hablar con Barbijaputa.

¿Sabes que cuando cuentas tus andazas, por ejemplo, en el tráfico, muchos nos imaginamos a una mujer conduciendo con cara de muñeca Barbie y cuernos?

Lo sé, lo sé. Otros, sin embargo, están convencidos de que soy un albañil de Cuenca y me hablan en masculino y todo. Claro, es que… ¿Quién sabe?

Bueno, mucha gente se sorprende cuando les comento eso de “yo leo el blog de Barbijaputa desde hace un montón de años y, de verdad, creo que es una chica normal”…

Me sorprende hasta a mí que lo pienses.

¿Te ha pedido muchas veces el DNI la policía? ¿Qué cara ponen al ver tu apellido? No hay muchos Japuta en España…

¿Por qué me iba a pedir muchas veces el DNI la policía? ¿Quién te crees que soy? ¿El Lute? El día que me lo pidan imagino que fliparán más con la foto de los cuernos que con el apellido.

Muchos creen que eres una especie de ente creado para desprestigiar a la derecha. ¿No se desprestigia ella solita sin ayudas de ningún tipo?

Exacto, la derecha no necesita de terceros para nada. Ni para perder votos ni para ganarlos, sus seguidores son fieles adeptos.

¿Cómo está España?

Regular na más, la verdad.

¿Qué hacemos con la S y la O de las siglas del PSOE?

Las enterraría con Pablo Iglesias, que en paz descanse.

¿Quién sería tu Ken dentro de la política?

Pepe Mujica.

¿Qué partido debería ganar las elecciones europeas?

No estoy tan segura de quién debería ganarlas como de quién debería perderlas. PP y PSOE deberían disolverse, entregar las armas y pedir perdón a la víctimas.

Y, por cierto, ¿para cuándo un partido propio registrado en el Ministerio con la cara de una Barbi con cuernos?

Qué buena idea. Podríamos llamarlo Pasemos.

Si fueras presidenta del Gobierno y viendo el celo con el que guardas tu anonimato seguro que tendrías algo en común con Mariano Rajoy (perdón): La pantalla de plasma y un busto parlante de una muñeca…

Tenemos más cosas en común: no nos mola el PSOE pero sí los hombres.

A Barbi le tachan de roja y de nazi con una facilidad pasmosa. ¿Cómo te quedas cuando pasa?

Eso es muy antiguo. Ahora, desde que todo se ha radicalizado, el verdadero insulto en Tuiter es “equidistante”. Si pasa algo (en España o fuera) y tú no te posicionas porque no tienes suficiente información sobre lo ocurrido, pasas a ser un “equidistante” y es lo peor que te pueda pasar y unfollow+block+report for spam.

A muchos les sorprendería saber que escribes poesía… ¿De dónde te viene la vena literaria?

De una pedrá que me dieron. ¡No sé!

Ganaste el premio Bitácoras al mejor Twitter y no fuiste a recogerlo. ¿Eres la Thomas Pynchon de los líderes de opinión?

Para nada. Es que yo sólo aspiro en la vida a ir tranquila por la calle. No hay más, de verdad.

145.000 seguidores… Seguro que no te aburres y que tienes que leer de todo. ¿Cuáles han sido tus momentazos tuiteros?

145.000, muy fuerte. Mi madre flipa: “¿Y la gente por qué te hace caso a ti?”. Y yo: “Porque molo, mamá”. Y ella: “No, en serio, ¿por qué?”.

Mis momentazos tuiteros son muchos y no siempre trascienden (menos mal). Por ejemplo, una amiga del instituto a la que no veía desde hacía casi diez años, me seguía sin saber que era yo, pero no tardó mucho en mencionarme para decirme, más o menos, que había sido fácil pillarme, porque seguía igual que entonces: hablando siempre de política y escuchando Simon y Garfunkel.

¿Y la vez que más te has reído en Twitter? ¿Y llorar, has llorado alguna vez? Seguro que con el bloqueo de algún político…

Llorar no, pero reírme muchísimo. Puede que la vez que más me haya reído fue una vez que, al yo decir que mi madre llamaba “Señorita Güiver” a Sigourney Weaver, me contestaron cientos de personas a la vez con frases y palabras de sus madres y abuelas. De hecho, hice una recopilación tremenda.

¿Cómo está tu relación con el amigo Pedro J. Ramírez?

Ha vivido mejores tiempos, la verdad.

¿Y con la amiga Esperanza Aguirre?

Todo bien, yo no tengo nada que reprocharle ni a ella ni ningún otra anciana clasista y demagoga que engañe y manipule a su pueblo, porque soy una persona respetuosa.

Danos una pista, anda… ¿Eres rubia?

No soy rubia.

Por último, pregunta obligada: ¿Cómo te cae Bill Murray?

Genial. ¿Qué clase de persona odia a Bill Murray?

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.