Women in Black, una performance contra la violencia machista

A lo largo del pasado verano se han cometido el 23.3% de los 30 feminicidios cometidos este 2015 y reconocidos por los datos ministeriales, unas cifras polémicas y revisables porque dejan fuera, por ejemplo, a una de las asesinadas en Cuenca por Morate por no haberse dado relación sexoafectiva con el asesino.

A pesar de que este incremento (es el mayor número de casos registrados durante los meses de junio y julio desde 2010) coincida precisamente con el descenso de inversión y políticas contra la violencia machista (un 26% menos desde 2010), no se ha conseguido alcanzar un pacto global que haga frente a este problema desde las instituciones. Es más, el pasado 2 de septiembre, en el Senado se rechazaba la moción por la que se instaba al Gobierno a promover un pacto de estado contra la violencia de género, gracias al voto en contra de los 146 senadores del Partido Popular.

Ante esta situación, diferentes colectivos se han unido de nuevo a Women in Black, una convocatoria de vocación internacional cuya primera performance tuvo lugar el pasado septiembre en 15 ciudades españolas y que se repetirá este viernes, 2 de octubre.

La violencia machista está presente de forma continua en el espacio público, a través de las prácticas de la vida cotidiana y a través de la cobertura mediática, e incluso llega a plantearse como debate en las instituciones. Sin embargo, se sigue observando una terrible ceguera por parte de la sociedad civil ante esta realidad. Llevar los cuerpos inmóviles a las calles hace visible esta incómoda aparición en el espacio público, ya que es fundamental que nos acostumbremos a mirar esta realidad desagradable en nuestra vida cotidiana.

Según María Seco y May Serrano, ideólogas de Women In Black, esta acción nace «por la necesidad de visibilizar y concienciar al mayor número de personas posible». Y es que «los asesinatos a mujeres se han convertido en una clase de rutina con la que convivimos y la repercusión mediática y política es casi nula. Los asesinatos a mujeres son actos terroristas», subrayan.

El luto, la inmovilidad y la indefensión de las participantes en la acción representan el miedo que como mujeres vivimos ante esta realidad. En palabras de la activista Ibone Olza, «la gente va y viene mientras yo estoy tumbada de negro en medio de la calle. La dureza del asfalto ayuda a pensar en su muerte. Los ojos cerrados traen un silencio, ya no escucho lo que dice la gente».

Aquí puedes consultar el horario y escenario elegidos en las ciudades participantes.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.