Una tregua triste

Amanece en una Gaza en tregua, en una Gaza en la que escasea el suministro eléctrico, los alimentos, el agua potable. Minucias, supongo, para los que lo han perdido todo, para los que han perdido lo único que de verdad importa en este mundo de mierda en el que se permite que se cometan genocidios en nombre no sé muy bien de qué. Minucias para los que han perdido el amor de una madre, de un hijo, de un mejor amigo…

Desde el inicio de la ofensiva israelí, el pasado 8 de julio, los datos no han dejado de aterrarme:

1.865 palestinos muertos.

9.563 palestinos heridos, de los cuales 1.853 son mujeres y 374 son ancianos.

392 niños muertos.

2.502 niños heridos.

373.000 niños que necesitan apoyo psicológico urgente.

10.600 viviendas gazatíes han sido dañadas por los bombardeos.

De ellas, 1.724 han quedado completamente destruidas.

Más de 4.800 objetivos han sido bombardeados por Israel.

Las pérdidas materiales rondan los 3.700 millones de euros.

Sí, sin duda esta es una tregua triste.

Cuando el dolor habla, las palabras deben callar.

La imagen que acompaña a este artículo es de Global Panorama ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.