Soziedad Alkoholika y otros «excesos verbales hirientes»

Mañana sábado, 14 de marzo, muchos tenían una cita en el Palacio de Vistalegre de Madrid con la banda Soziedad Alkoholika. Pero no va a poder ser. El pasado lunes el Ayuntamiento de Madrid prohibía este concierto, alegando que las letras de sus canciones «recogen opiniones con excesos verbales hirientes y desafortunados».

No voy a entrar en, una vez más, la hipocresía del Partido Popular, cuyo presidente marchó raudo y veloz a París recientemente a clamar por una libertad de expresión que, sin embargo, coarta, corta y recorta en su propio país —a la ley mordaza me remito—. No voy a entrar en que esto es, simple y llanamente, censura. Una censura que este grupo lleva, desgraciadamente, sufriendo ya demasiados años. No voy a entrar en eso, sólo quiero pararme un momento en ese informe que presentaba el Ayuntamiento de Madrid y que decía las letras de sus canciones «recogen opiniones con excesos verbales hirientes y desafortunados».

¿Las letras de sus canciones? ¿Seguro?

León de la Riva, sus cositas

leon-de-la-riva

Mónica Oriol, putas leyes

monica-oriol

Mariló Montero, torera

marilo-montero

Ana Botella, Burgos es ETA

ana-botella

Cristina de Borbón, no lo sabe

infanta-cristina

Arias Cañete, intelectualmente superior

arias-canete

Alberto Ruiz Gallardón, una auténtica mujer

ruiz-gallardon

Ignacio González, nutricionista

ignacio-gonzalez

Andrea Fabra, jodiendo

andrea-fabra

Esperanza Aguirre, arquitecta

esperanza-aguirre

Pues eso, que Soziedad Alkoholika no puede tocar porque las letras de sus canciones «recogen opiniones con excesos verbales hirientes y desafortunados».

Fotografía: Fernando ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.