“Rubalcaba sigue sin irse”

Su nombre, Alberto Sotillos, ha saltado a la palestra esta semana al postularse junto a otro grupo de militantes socialistas como candidato a la secretaría general del PSOE a través de la candidatura denominada Socialismo Democrático. Murray Magazine ha charlado con él sobre pasado, presente y futuro de un partido que, para Sotillos, necesita más que nunca de caras nuevas e ilusión.

Gente joven, ganas de trabajar, caras menos conocidas… ¿Cómo está siendo la acogida del proyecto y cómo crees que lo tomarán en el Partido?

La acogida por parte de la militancia está siendo muy positiva y se están moviendo muchísimos compañeros para lograr que salga adelante esta opción. Saben que es el momento, que o refundamos o desaparecemos. En el partido ojalá esté siendo igual la reacción, pero no hay noticias.

Base, base, base… ¿cuándo perdió el PSOE de vista a sus bases?

Hace demasiado tiempo. La estructura orgánica del PSOE se quedó antigua hace mucho, con sistemas cerrados, delegados, cifras elevadas de avales y ausencia de democracia directa. Antes era sostenible un modelo así, pero con la actual sociedad y las nuevas formas de hacer política esos viejos sistemas no funcionan, son incapaces de ofrecer respuestas a las demandas sociales.

¿Con cuántos años de retraso llega este proceso de cambios en el PSOE?

Algunos dicen que 40 años. Puede ser cierto si tenemos en cuenta que se acaba de aprobar que todos los militantes puedan votar en la elección del Secretario General, algo que la sociedad española lleva haciendo desde que llegó la democracia.

¿Por qué crees que le ha costado tanto irse a Rubalcaba? Algunas lenguas hablan de que ha esperado hasta dejar a Felipe VI…

Sigue sin irse. Y esa teoría parece haber sido confirmada por él mismo, al asegurar que tomaron la decisión en un despacho cerrado Rajoy, el Rey y él. A continuación no dio libertad de voto a los diputados socialistas y negó la posibilidad real de un Referéndum consultivo. Parece evidente la misión que ha querido desempeñar pasando por encima de la militancia y la ciudadanía.

Hablando de coronaciones, ¿qué has sentido al ver a Rubalcaba y el voto de casi todos los diputados socialistas durante el debate en el que se ha ratificado la abdicación de Juan Carlos I?

Que efectivamente hay un claro problema de representación, que normal que se grite en las plazas “no nos representan”. Es que ni siquiera lo intentan, no nos preguntan.

Como socialista, además, tristeza por ver como un pacto a puerta cerrada se pone por delante de la tradición republicana del partido y por ver cómo se prefiere tomar la decisión con Rajoy en vez de con la ciudadanía.

Refundación… ¿cuánto tiempo necesita el PSOE para refundarse?

Lo que no puede esperar es más tiempo para hacerlo. Ya sí toca porque de no hacerlo no hará falta que lo haga dentro de un año, nadie nos estará ya esperando.

La refundación debe ser inmediata, la pondremos en marcha nada más obtener la Secretaría General.

Susana Díaz se queda en Andalucía, Chacón y Patxi López no se presentan, Pere Navarro se va… ¿No es más necesario que nunca ver caras nuevas en política?

Desde luego, pero si van asociadas a proyectos nuevos e ilusionantes. Eso es lo que los militantes tienen que buscar en las candidaturas y diferenciar lo que son nuevas cara de proyectos viejos de lo que son caras nuevas de proyectos nuevos.

Uno de los hashtag más utilizados en Twitter es #PPSOE. ¿Cuánto le duele algo así a un militante de base socialista?

En lo más profundo. Duele que lo digan los ciudadanos, pero sobre todo duele que lo pongan en práctica nuestros dirigentes. Si desde la dirección no se contemplara nunca ese “PPSOE” nadie en la ciudadanía lo diría.

Si no cambian las cosas, ¿puede ser el efecto Podemos el que deje al PSOE como un grupo minoritario en el Congreso?

El suelo electoral de todos los partido es el mismo: cero escaños. Si el PSOE no es útil a la ciudadanía y no ofrece una alternativa para solucionar los problemas reales de la gente nadie impedirá que siga ese camino. Más cuando ahora ya no es “la única opción”.

¿Qué quiere aportar Socialismo Democrático al PSOE y a la política nacional?

La regeneración completa de la política, empezando por la pieza esencial, los partidos políticos. De ellos dependen el resto de instituciones del país, por lo que es clave que sean completamente democráticos y fiscalizados por la ciudadanía.

Para acabar, ¿crees que los políticos pueden volver a enganchar e ilusionar a la ciudadanía?

Sin lugar a dudas y de una forma muy sencilla: atendiendo a lo que la ciudadanía ha dicho que les ilusiona que es poder ser responsables de la toma de decisiones. Los ciudadanos no quieren salvadores, quieren tener las herramientas para salvarse ellos juntos. Y son los políticos los que deben hacer eso posible, esa es nuestra opción.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.