La realidad de los menores extranjeros no acompañados en Madrid

La realidad de los menores

En un parque del distrito de Hortaleza se esconde una realidad que muchos no quieren ver, la de las deporables condiciones en las que vive un grupo de menores extranjeros no acompañados.

Es la denuncia que hacían pública ayer la Fundación Raíces y Save the Children, que consideran totalmente inaceptable el trato que reciben, en muchos casos, por parte de la Comunidad de Madrid, que no está cumpliendo con su obligación de protegerles y de garantizar sus derechos. «La situación de estos niños en la calle es extremadamente vulnerable. Para poder soportarlo, la mayoría de ellos inhalan disolvente y están expuestos a muchos riesgos», explica Lourdes Reyzábal, presidenta de Fundación Raíces.

Los niños están durmiendo en un parque que está a 20 metros del centro de protección que debería acogerles y hacer todo lo que esté en su mano, de acuerdo con la legislación nacional e internacional, para sacarles de la calle. Sin embargo, algunos de los niños no quieren ir porque el sistema no les protege, les discrimina y no les proporciona los cuidados que debería. Y los servicios de protección de la Comunidad de Madrid, en lugar de ir a buscarlos, pone trabas para tratar de volver a integrarles en el sistema.

No estamos ante un problema de seguridad o de convivencia, estamos ante niños en riesgo que requieren que se les proteja de manera urgente.

El problema empieza, por tanto, en el propio sistema que no los está tratando como lo que son, niños. «Muchos de ellos son pequeños, no llegan a los 14 años, y ven vulnerados sus derechos de manera constante en el sistema de protección; y ante dichas vulneraciones, los mecanismos de garantía y protección de derechos de nuestro Estado no están funcionando», denuncia Almudena Escorial, responsable de Relaciones Institucionales de Save the Children. Algunos de ellos han denunciado además agresiones por parte de algunos trabajadores de los centros.

«El pasado lunes tuvimos que acompañar a niños a urgencias porque el domingo habían sido agredidos en el centro de primera acogida Isabel Clara Eugenia y tan solo habían sido atendidos por la enfermera del propio centro», ha señalado Reyzábal. Algunos también han relatado cómo han sido enviados a otras comunidades autónomas con el billete pagado desde la administración regional de Madrid y que, al llegar a destino, no había nadie esperándoles, lo que supone una dejación de sus responsabilidades.

La realidad de los menores

Es la realidad de los menores no acompañados en un país que dice ser desarrollado y que, sin embargo, a la vista está, sigue dando la espalda a los más vulnerables.

Fotografía:Pedro Armestre / Save the Children ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.