Primero de mayo

Parece ser que un tribunal de la Unión Europea ha dictado una sentencia en la que a los homosexuales se les puede prohibir donar sangre si las condiciones sanitarias del país así lo aconsejan. No es una decisión tomada por los líderes del Nacionalsocialismo alemán de los años treinta del pasado siglo, sino por una serie de individuos que supuestamente se encargan de velar por nuestro bienestar en pleno siglo XXI. Supongo que lo próximo será la preferencia de los blancos sobre los negros a la hora de sentarse en los transportes públicos, todo perfectamente justificado en la fortaleza física de estos sobre aquellos, que les permite mantener la postura erguida sin descanso durante tiempos ilimitados.

Por otro lado escucho a uno de los seres más repulsivos de la tierra, seguramente triunfadora en las urnas dentro de un mes, decir que los indigentes desaparecerán de las calles bajo su seguro mandato porque asustan a los turistas. ¡Qué cabrones! Seguro que están ahí pagados por el régimen dictatorial de Venezuela, respaldado también por las urnas pero de otro rollo. Nada que ver con el de la justísima ley D´Hondt.

Hoy es 1 de mayo, Día del Trabajador, y los sindicatos, políticos y demás sinvergüenzas del régimen en el que vivimos se llenarán la boca de mentiras, que para eso sí son coherentes y nunca cambian. Nosotros nos las creeremos, y si no nos la cuelan nos dará igual, porque tampoco haremos nada por no volverles a ver el próximo año en el mismo sitio y con la misma sarta de mentiras.

Si tenemos algo de dignidad propongo a mis colegas gais, indigentes y demás apestados que nos acerquemos a esos impresentables y les digamos respetuosamente que hagan el favor de no escupirnos en la cara. El 24 de mayo podemos hacerlo.

Fotografía: Alejandro Lorenzo ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.