Más de un millón de niños se enfrentan a la violencia en Somalia

Actualmente en toda Somalia hay más de seis millones de personas afectadas por la sequía, incluyendo a casi tres millones de niños, de los cuales más de 360.000 sufren desnutrición aguda.

El impacto está suponiendo mucho más que la escasez de comida y agua, según denuncia en un comunicado Save the Children: Más de un millón de niños se enfrentan a altos niveles de violencia, a ser víctimas de trabajo forzoso o a ser separados de sus familias debido a la situación que está viviendo el país.

No es extraño, pues, que la ONG alerte de que los niños están sufriendo altos niveles de angustia psicológica con síntomas inusuales como lloros y gritos constantes.

«Es alarmante que los niños también sufran enormes problemas psicológicos mientras luchan contra el hambre. Los menores se han vuelto mucho más vulnerables. Además, están aumentando los casos de violaciones y palizas a niños y niñas cuando tratan de recoger leña, cuidan el ganado o van a buscar agua. Aquellos que han sido forzados a trabajar o que sus tareas domésticas han aumentado sustancialmente también corren un riesgo alarmante de sufrir explotación», explica Hassan Saadi Noor, director de Save the Children en Somalia.

Añade que es necesario procurar que «los niños no se separen de sus familias y que permanezcan en el colegio, el lugar más seguro para ellos». Y es que en este momento de crisis la educación de los niños somalíes también se está viendo afectada, ya que cientos de miles están en riesgo de abandonar el colegio: «Es imprescindible que los niños no abandonen la escuela, de lo contrario perderemos gran parte de los progresos realizados en Somalia durante los últimos años en términos de matriculación escolar».

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.