Contra la pobreza y la desigualdad, justicia fiscal

En el actual contexto de crisis económica que aún está sufriendo la ciudadanía, con una tasa de paro cercana al 21%, altos niveles de vulnerabilidad y una pobreza y una desigualdad que van en aumento, es más necesario que nunca poder contar con un sistema fiscal suficiente, equitativo, eficiente y justo.

Esto es, al menos, lo que se reclama desde la Plataforma por la Justicia Fiscal, una alianza de organizaciones ciudadanas, sindicatos, movimientos sociales, ONGs y otros actores de la sociedad civil, que se presentó ayer en Madrid.

La Plataforma considera que la actual situación fiscal del país es inaceptable por injusta, regresiva e insuficiente y se organiza como movimiento social para lograr un sistema fiscal justo, progresivo y suficiente.

Lourdes Lucía, directora de Clave Intelectual y portavoz de la Plataforma asegura que «el incremento de la desigualdad en los últimos años ha generado graves situaciones de pobreza» y que esta iniciativa «nace para corregir las desigualdades».

Por su parte, Juan Gimeno, catedrático de Economía y miembro de la Plataforma, destaca que «España cuenta con un nivel de ingresos por el sistema impositivo entre seis y siete puntos por debajo de la media de la Unión Europea».

Ambos portavoces han coincidido en la necesidad de dotar de más medios a la Agencia Tributaria en su lucha contra la elusión y evasión fiscal.

Y es que, tal y como refleja el ‘Argumentario por la Justicia Fiscal’ de la Plataforma, a política fiscal en su doble vertiente de ingreso y gasto es uno de los principales mecanismos con los que cuenta el Estado para poder paliar la desigualdad que genera el sistema económico vigente.

En primer lugar, desde la perspectiva del gasto o inversión pública porque financia las políticas sociales que permiten aliviar la situación de las personas menos favorecidas y alentar la igualdad de oportunidades.

Pero también la forma en que se recaudan los impuestos, los principales ingresos del Estado, tiene que ayudar a corregir las desigualdades. Para que así sea, la fiscalidad ha de ser progresiva, de forma que garantice que cuanto mayor sea la capacidad económica, más se tenga que contribuir. Un diseño del sistema tributario con mayor peso sobre la imposición directa, y menos en la indirecta, y que grave de forma suficiente las rentas de capital y el patrimonio, velará por esta progresividad.

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.