Jornada de reflexión

Hace casi un año que tengo el placer de poder escribir en Murray mis divagaciones, mis tonterías, mis salidas de tono, todo aquello que se me pasa por la cabeza y que puedo dejar reflejado en unas cuantas letras. Y hoy, en plena jornada de reflexión electoral, quiero compartir aquello que podría, pero que no voy a hacer ni hoy ni mañana.

Podría decir que la candidata a las elecciones Municipales de Madrid por el Partido Popular tiene una catadura moral digna de una esclavista, y que su sola presencia me puede provocar náuseas. Podría pero no lo voy a decir.

Podría pedir el voto para la candidata de Ahora Madrid, una señora intachable con un prestigio que se extiende fuera de nuestras fronteras, y con una coherencia y actitud desconocida entre nuestros políticos . Pero hoy no lo voy a pedir.

Debería acudir mañana a mi colegio electoral, tirar las papeletas del partido que gobierna y pisotearlas hasta dejarlas inservibles, perdón por la redundancia, porque inservibles ya son.  Sería acusado de trabajar para ETA y para el régimen venezolano y acabaría en la cárcel con una cadena perpetua revisable. Pero como soy un cobarde y no quiero convertirme en un héroe, tampoco lo haré.

Pero hay algo que sí que voy a hacer, y es pedir a los madrileños que piensen por sí mismos, un ratito nada más. Si lo hacen, mañana todos estaremos contentos, porque la dignidad se impondrá a la vileza, la sinceridad al fariseísmo, y el regocijo a las náuseas.

Gracias Murray por adoptarme. Eternamente agradecido.

Fotografía: Ed Schipul ©

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.