221 años para erradicar la pobreza relativa en España

La última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja un estancamiento de la situación de riesgo de pobreza y exclusión social en España. Afecta a más de 13 millones de personas, casi el 30% de la población.

La población en riesgo de pobreza es un indicador relativo que mide desigualdad. No mide pobreza absoluta, sino cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población. Así, en la ECV de 2015, y teniendo en cuenta los ingresos de 2014, la tasa de riesgo de pobreza se situó en el 22,1% de la población residente en España (una de cada cinco personas).

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN España) considera demoledor este estancamiento de las situaciones de pobreza y exclusión social, después de los fuertes procesos de crecimiento que han tenido los mismos en los últimos años. En este sentido, se está repitiendo el parámetro de que, durante los períodos de crisis económica, aumenta significativamente la tasa de pobreza, mientras que en los períodos de recuperación, se produce una “estabilización” de los porcentajes, sin bajadas significativas en el número de personas que viven en situación de vulnerabilidad social.

Tal y como explica Carlos Susías, presidente de EAPN España, «la reducción del 0,1% en el porcentaje de pobreza relativa se traduce en que, siguiendo por este camino, conseguiremos erradicar la pobreza relativa en España en 221 años».

Para hacer frente a esta situación de emergencia nacional, EAPN ha trasladado recientemente una serie de propuestas a todos los partidos políticos que concurren en las próximas elecciones generales, con el objetivo de que adopten un Pacto contra la Pobreza.

Entre las medidas concretas que se demandan, destacan:

  • El fomento del empleo de calidad, ante el aumento del número de personas empleadas pobres, así como un sistema de rentas mínimas que permita paliar la privación material y pobreza severas. Tanto el empleo de calidad como las rentas mínimas adecuadas, serían un elemento dinamizador de la economía.
  • Una educación equitativa, que rompa la transmisión intergeneracional de la pobreza.
  • Una Ley de Segunda Oportunidad que evite la condena de por vida que significan los endeudamientos de las personas físicas y/o familias.
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.