Por el fin de la caza con galgos en nuestro país

galgos

Ser un galgo y acabar desemparado es casi una bendición, porque su final habitual es acabar ahorcados de una soga o morir a tiros o a palos.

Según datos de PACMA, en España se abandonan más de 50.000 galgos cada año al finalizar la temporada de caza. Descartados como si fueran herramientas inservibles, los cazadores se deshacen de ellos de las peores formas imaginables. Cientos de protectoras en España los rescatan, recuperan y dan una segunda oportunidad.

Tal y como cuenta el Partido Animalista en un comunicado hecho público ayer, la mayoría de ellos la encuentran fuera de nuestro país, especialmente en el norte de Europa. En países como Holanda se adopta a los galgos que se abandonan en nuestro país.

Y es que PACMA lleva años denunciando la terrible lacra del abandono y el maltrato de los galgos por parte de los cazadores, que se han convertido en los verdugos de miles de animales. Cuelgan a los galgos en árboles, los matan de un tiro, los arrojan a un pozo, los despeñan por un barranco o, en el mejor de los casos, los abandonan a su suerte.

«Una realidad que nos avergüenza, y que se contempla con estupor fuera de España, donde asisten indignados al trato que damos a los animales en nuestro país», aseguran desde Pacma. Sus  colegas holandeses se han sumado a la causa y han decidido entregar al Congreso de los Diputados más de 30.000 firmas de ciudadanos holandeses que apoyan la prohibición de la caza con galgo en nuestro país, que es el único de la Unión Europeas donde está permitida.

Concluye Pacma con una demoledora reflexión: «En el resto de Europa consideran esta modalidad «tradicional» de caza una auténtica aberración, ya que es la única en la que se instiga a los perros a matar ellos mismos a los animales que persiguen, por lo que se convierten en armas».

¡Basta ya!

bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación
bluebird Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.