Noviembre contra la violencia machista

0

Noviembre contra la violencia machista

Crecimos escuchando que el peor enemigo de una mujer es otra mujer. Qué espanto. Tanto nos lo repitieron que durante muchos años, demasiados, lo dimos por hecho. A algunas también nos dijeron que lo que le pasaba a otra era que nos tenía envidia. Nos hicimos mayores sin tampoco cuestionarlo. Cómo si fuera lo más normal del mundo. Como si la normalidad no fuera peligrosa.

Y lo es.

Lo normal es ser machista.

El machismo mata.

El peor enemigo de una mujer es el machismo.

En el mejor de los casos, nos hicimos mayores y nos dimos cuenta del engaño. A algunas nos llegó en forma de profundo mazazo, del que quizá no nos hayamos recuperado. Y ahí estamos, luchando con uñas y dientes, ahora que todo lo vemos más claro.

La semana pasada nuestro editorial se sumó al movimiento #MeToo. Gracias, gracias y gracias. Gracias a todas por vuestra generosidad. Por hablar de lo que no se habla. De lo que no se hablaba. Ya nos hemos cansado.

Hemos llegado a noviembre con vuestros testimonios resonándonos muy adentro.

Noviembre, el mes de la lucha contra las violencias machistas.

Y hemos decidido dedicar cada uno de los editoriales de este mes a recordar por qué el peor enemigo de una mujer no es otra mujer, sino el machismo.

Por ejemplo, los abusos sexuales a los que todas, TODAS, nos enfrentamos a diario. Que no se nos olvide: En la Unión Europea, del 45 al 55 por ciento de las mujeres han sufrido acoso sexual desde los 15 años.

Por ejemplo, que en los países de la Unión Europea, entre un 40 y un 50 por ciento de las mujeres sufren insinuaciones sexuales no deseadas, contacto físico u otras formas de acoso sexual en el trabajo.

Por ejemplo, que unos 120 millones de niñas de todo el mundo han sido violadas en algún momento de sus vidas.

Por ejemplo, que más de 133 millones de niñas y mujeres han sufrido algún tipo de mutilación genital.

Por ejemplo, que miles de mujeres en nuestro país sufren violencia obstrética (gracias por la denuncia, Marujismo) y un paternalismo lamentable en las consultas de ginecología.

Sigue noviembre adelante, mientras nosotras, con los datos y la verdad en la mano, seguimos negándonos a ser enemigas. Somos compañeras, ahora sí. Las cosas no son, nunca lo fueron, como nos habían contado.

Continuamos.  

Sobre el Autor

Murray Magazine

La primera regla de MurrayMag es que no hay reglas en MurrayMag.

Dejar una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: